Consejo de la Magistratura

COMUNICADO DEL PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO DE LA CAPITAL FEDERAL

21 Feb 2014 Remoción Presidente de Consejo de la Magistratura

 

EL PARTIDO DEMÓCRATA CRISTIANO DE CAPITAL FEDERAL CELEBRA LA JUSTA REMOCIÓN DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA, DR. MARIO FERA, Y SALVO LOS H. CONSEJEROS, DRES. MARIO CIMADEVILLA, RICARDO RECONDO Y  OSCAR AGUAD, DE LOS CONSEJEROS DE LOS ABOGADOS,QUE DEFENDIERON LOS ARTS. 114 Y 115 DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL, TAMBIÉN, PROMUEVE LA REMOCIÓN DE LOS RESTANTES CONSEJEROS ACTUALES, ANTE EL PRESUNTO INCUMPLIMIENTO U HOLGAZANERÍA RESPECTO DE SUS DEBERES CONSTITUCIONALES Y REGLAMENTARIOS .

                                Luego de un año 2013, marcado por la obsesión de la titular del Poder Ejecutivo de la Nación de pretender sojuzgar el Consejo Nacional de la Magistratura, a través de una fracasada ley, que será de memoria de hasta dónde puede llegar la pretensión de la suma del poder público (art. 29 de la Constitución y art. 227, que remite a la pena del art. 215 de prisión o reclusión perpetua del Código Penal de la Nación; y sobre lo que resta encauzar, como es debido, a los diputados y senadores nacionales , quienes, obsecuentemente, se sumaron y votaron afirmativamente la malhadada o tiránica ley) y de la búsqueda de impunidad de la Sra. Cristina Fernández, que fue puesta en su pertinente lugar por una acción de amparo del entonces Presidente del Partido Demócrata Cristiano de Capital, Dr. Carlos Lionel Traboulsi,  y por el de una agrupación, encabezada a través del actual Presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Dr. Rizzo, por lo que la Corte Suprema de Justicia la Nación, declaró la referida ley como inconstitucional.

                    El mencionado Consejo de Magistratura, con la composición de actuales miembros, recién vueltos a designar,  seleccionó candidatos, como lo han hecho público los medios de comunicación, mediante un solo concurso público y ha expedido una sola terna de jueces para un tribunal, en una parálisis alarmante o presunta holgazanería, que se puede explicar jurídico-políticamente, mas que no tiene antecedentes en todo su desenvolvimiento histórico.

                                  Recientemente, han asumido dos representantes de dicho Poder Ejecutivo, entre ellos, el Abog. Julián Alvarez, quien fuera el autor intelectual de la arrogante reforma, y al Abog. Pedro de Wado, quienes son conocidos miembros de la agrupación política “La Campora” no sólo por inexperiencia, si no ineptitud en los cargos públicos que sus integrantes ocupan en la órbita del Estado. Asimismo, como el Consejo tiene un déficit de recursos económicos, la Corte Suprema de Justicia ha dicho que no le prestará dinero (ver diario “La Nación”, de fecha 14/2/´14) .

                                   Ante una situación de todo el último año de dicho Consejo, con excepción de los consejeros  Dres. Mario Cimadevilla, Ricardo Recondo y   Oscar Aguad, así como de los Sres. Consejeros abogados, en parte, por el engreimiento de la Sra. Presidente, quien dijo que cuando deje de serlo, quiere ser jueza de 1era. Instancia, cuando ha demostrado una ignorancia gravemente reprochable, respecto del tema, que contribuyó al desempeño deplorable de los consejeros de la Magistratura en general, el Partido Demócrata Cristiano celebra la reciente justa remoción del que estaba como Presidente, Dr. Mario Fera, y considera que, también,  corresponde la necesaria remoción de los integrantes, provenientes del poder político del Consejo de la Judicatura, salvo los honorables consejeros  senador  Dr. Mario Cimadevilla, diputado Oscar Aguad y   juez Dr. Ricardo Recondo y de los consejeros de los abogados, que defendieron a los arts. 114 y 115 de la Constitución federal, ante la arremetida en sentido contrario, sin mengua de que invita al Ministerio Público Fiscal a iniciar las correspondientes acciones legales, a través de sus establecidas tres cuartas partes de sus miembros y de las dos Cámaras del Congreso, previa recomendación del propio Consejo, conforme la ley N° 20.080, en igual sentido como ya hubo manifestación en el mismo sentido de un consejero de la magistratura, como ha trascendido en un conocido diario matutino.

                                    Por el incumplimiento de los deberes u holgazanería del Consejo de la Magistratura, la titular del Poder llegó osadamente,  a designar una lista de conjueces en comisión, por decreto, en enero del corriente año, tanto del más Alto Tribunal de la Justicia Penal, como es la Cámara Federal de Casación Penal, como así también, de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional, de la Cámara Federal en lo Previsional y de la Cámara Federal en lo Contencioso Administrativo, con personas letradas, designadas para atender múltiples competencias en una abusiva intromisión más de la  Presidente, en flagrante violación de la Constitución federal y de la independencia  del Poder Judicial de la Nación.

                                    Asimismo, el Partido Demócrata Cristiano de Capital Federal  llama severamente la atención que el Consejo y el Jurado de Enjuiciamiento  haya dejado pasar tiempo, desde inicios de 2013, aunque tramite una causa judicial contra el Dr. Norberto Oyarbide, denunciado por el Consejero de la Magistratura, Dr. Mario Cimadevilla, ante la Justicia  de la Nación, cuando debe suspendérselo en cuanto antes, luego de que trascendió que había entregado un anillo, que no era el de brillantes que llevaba consigo en su mano, de acuerdo a foto y dichos testimoniales, lo que ya de por sí constituye un presunto fraude o supuesto de defraudación penal y “prima facie” un falta de decoro que afecta a todo el Poder Judicial de la Nación, luego de por otra parte tener ya suficientes antecedentes para la referida medida, siendo ocasión de constante crítica por la opinión pública. Se exhorta al Consejo de la Judicatura respecto de Oyarbide a una urgente y aleccionadora medida preventiva que afecta a la dignidad judicial.

                                      También, el Partido Demócrata Cristiano de Capital Federal invita a un real diálogo y cooperación de los integrantes del Consejo de la Judicatura en orden a sus deberes constitucionales y reglamentarios,  le recomienda la urgente remoción de sus consejeros no honorables, salvo de los Dres. Cimadevilla, Recondo, Aguad, así como de los consejeros de los abogados, a un real diálogo de los integrantes del Consejo de la Judicatura, en orden al cumplimiento y ejecución de los arts. 114 y 115 de la Constitución federal, con las atribuciones, que conllevan deberes u obligaciones, por parte del Consejo de la Magistratura de la Nación, a la que está facultado en los incisos respectivos del primero de los referidos artículos, a la vez en respeto del armónico equilibrio de los distintos sectores que lo componen, en conformidad también con el art. 114 de la “ley de leyes”.

                                       En el mismo orden de cosas, conforme a la ley 24. 937, en su art. 1° y su ulterior N° 26.080, el Consejo de la Magistratura, de acuerdo como también surge de la jurisprudencia ya mencionada “ut supra” y de la doctrina del maestro de los constitucionalistas argentinos, Dr.  Bidart Campos, en su Manual de la Constitución reformada (Tomo III, Ed. Ediar, Bs. As., 2008), debe ser un “órgano permanente del Poder Judicial de la Nación, como “un órgano auxiliar” del Poder Judicial de la Nación, a fin de no menoscabar más ya lo que está el rol de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como cabeza del Poder Judicial, cuyo presidente, Dr. Lorenzetti, y su vicepresidente, Dra. Highton de Nolasco,  conjuntamente con la Presidente de la Nación pretenden ser, públicamente, Napoleón  Bonaparte en la Argentina con el proyecto de Código Civil de la Nación  (ver, también, Gelli, María Angélica, Constitución  de la Nación Argentina Comentada   y Concordada (Ed. La Ley, Tomo III, 2007).-

 

 EDUARDO LUIS VERDILE

VICEPRESIDENTE

LUIS FEDERICO BERUTI

SECRETARIO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *