La Democracia Cristiana Argentina hoy

LA DEMOCRACIA CRISTIANA ARGENTINA HOY

La Democracia Cristiana debe ocupar un espacio en el país, debe expresar al socialcristianismo en nuestra Argentina. Ello implica una clara personalización partidaria, en cuanto a la referencia institucional, la presencia de nuestros líderes o referentes y la difusión de políticas claramente identificados con la doctrina, el perfil ideológico y las posiciones políticas.

Los principios de la doctrina socialcristiana:

Debemos abrevar nuevamente de las obras que sustentan el socialcristianismo, de autores como Jacques Maritain, Emmanuele Mounier, Joseph Lebret, Tehilard de Chardin,  y  las encíclicas sociales, los principios aprobados en el Concilio Vaticano II, y los documentos de Puebla, Medellin y Aparecida, que hoy expresa con claridad el Papa Francisco. Se entiende como principios de acción social y no en el magisterio de la iglesia. Hay trabajos elaborados por Sueldo, Cerro, Ponsati,  Conte, Eroles,  Auyero, Busaca, declaraciones de principios y líneas políticas,  relacionados con la búsqueda de una sociedad solidaria, proponiendo reformas agrarias (distribución de la tierra), empresarias (implantación de la autogestión, cogestión y propiedad comunitaria).

Debemos:

-defender a la acción  política de la intolerancia y fomentar la práctica del pluralismo.

-combatir las formas de vida del individualismo, propiciando las prácticas comunitarias en la vida social.

-evitar el consumismo y  el materialismo junto al abandono de amplios  bolsones de pobreza y miseria, alentando el respeto por la dignidad de la persona humana y la búsqueda del bien común.

Políticas a impulsar que en la práctica constituyen formas de  aplicación de nuestro ideario doctrinario socialcristiano:

1°)Respeto por la división de poderes, independencia del poder judicial y del hegemonismo del Poder Ejecutivo:

Debe ser clara la defensa del principio republicano de la división de poderes, en especial la independencia  del poder  judicial, debe derogarse las leyes impulsadas por el FPV tendientes a colonizar a la magistratura,  modificar el sistema de votación para la designación y destitución de los jueces,  tanto en el orden nacional como distrital, respetando el accionar equilibrado de los Consejos de la Magistratura.

2°) Defensa del federalismo y la autonomía municipal:

Debe procurarse una clara política de defensa del federalismo, o sea enfrentar todas las prácticas de sumisión de los distritos provinciales a  la política nacional, dictando una nueva ley de coparticipación federal con las pautas constitucionales que aseguren el desarrollo de las provincias más pobres, y la distribución efectiva de los recursos nacionales a todas las provincias. Idéntico proceso debe darse en los distritos provinciales hacia las municipalidades, cuya autonomía debe respetarse a rajatabla..

3°) Derecho a la vida-aborto:

Debe propiciarse la defensa del derecho a la vida desde la concepción y hasta la muerte natural, cumpliendo de esta forma pactos internacionales, no propiciando el aborto no punible, los planes de salud reproductiva,   la eutanasia, y la adhesión a la ley de fertilización asistida.

4°)Política de derechos humanos:

Debe alentarse una clara política de derechos humanos, tanto lo relacionado con la represión ilegal y desapariciones, como también la defensa de los derechos humanos en la política laboral, la consideración de los grupos originarios y  de la lucha contra la delincuencia y las adicciones

5°)La lucha en contra  de la corrupción:

Sin desmayo debe trabajarse en contra de la corrupción y la impunidad, orientado a la investigación de los actos de corrupción, a los juicios políticos y procesos de destitución de funcionarios que se encuentren involucrados en actos de peculado, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, exacciones ilegales y cohecho, y todo acto que perjudique el patrimonio del estado. Debe asimismo trabajarse en la aplicación efectiva de las Leyes de Etica Pública en los tres poderes del estado.

6°)Planes sociales y clientelismo:

Debe garantizarse la democrática asignación de los planes sociales, eliminando toda tendencia al clientelismo y a la utilización política de los planes  sociales, e ir sustituyéndolos   por políticas de carácter productivas en los ámbitos agrícologanadero, industrial, comercial y de servicios,  debidamente monitoreados en su accionar. .

7°) Distribución del ingreso:

Deben implementarse políticas de distribución del ingreso, propiciando reformas que otorguen beneficios a  desempleados, trabajadores y  jubilados, en especial donde se encuentran  los bolsones de miseria y pobreza en el país, introduciendo cambios en la distribución de la tierra, en la organización empresarial, posibilitando la participación en las utilidades y gestión de la empresa.

8°)Política electoral:

Poner en vigencia el voto electrónico y la boleta única, para evitar el delito electoral, asegurar la transparencia y autenticidad del resultado electoral, y  evitar las costumbres espurias del clientelismo, el voto cadena, la compra de votos y toda otra práctica que desvirtúe el principio de la soberanía popular.

9°) Política educativa:

Al denominado proceso de inclusión educativa con la obligación de concurrir a los establecimientos escolares hasta el ciclo medio, debe asegurarse la calidad educativa, basada en la búsqueda de la verdad, desarrollo del espíritu crítico y la educación permanente, asegurando además la libertad de enseñanza y permitiendo a todos los credos religiosos y grupos comunitarios participar el proceso educativo. Además de mejorar el presupuesto de educación, eficiente capacitación  y jerarquización a los docentes.

10°) La salud:

Debe asegurarse la atención de la salud en todo el país, aplicando la coordinación de los subsistemas, el pago de las deudas de obras sociales y el cumplimiento de las mismas de los programas de atención obligatoria.

11°)Jubilados y Pensionados:

Debe asegurarse la vigencia efectiva del sistema de aporte y reparto solidario en materia de jubilaciones y pensiones, tanto en el nivel nacional como en las provincias de sistemas no transferidos, dando cumplimiento al 82 % móvil, abonando la deuda del ANSES,  e incorporando recursos al ANSES y  Cajas de  Previsión provinciales,  para  el cumplimiento de las moratorias previsionales impulsadas desde el gobierno nacional.

12°)La política frentista:

No cabe duda que los objetivos y políticas reseñadas no se están aplicando actualmente. La realidad  aconseja  la integración en frentes multipartidarios, pero en la construcción de los mismos  debe enfatizarse la identidad partidaria, tanto  en la difusión programática o posicional en los medios de comunicación, como en la conformación de las listas de candidatos y en la búsqueda de consensos. Los frentes que se impulsan desde el peronismo (tanto el FPV como las alternativas  recicladas de peronistas hoy apartados del frente) son absolutamente hegemónicos tanto en la definición de las políticas, la imagen que irradian, y el rol de seguidismo que se nos asigna.

 No resulta recomendable comprometerse con candidaturas de carácter nacional, y mantener las políticas distritales actuales, para definir en el único ámbito que es la Convención Nacional seguir a fórmulas nacionales, pero siempre orientadas a un respeto por nuestros principios, lo que debe asegurarse con una coherencia entre nuestro ideario y lo que preconizan tales frentes, asegurando efectivo  protagonismo y participación.

Este es un trabajo elaborado por el Distrito Tucumán, con amigos de Córdoba, Buenos Aires, Capital federal y otros lugares del país.

05 y 06 de Julio de 2014.

Documento Final Congreso Ideológico 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *